preguntenos preguntenos preguntenos

El Concreto ha sido uno de los materiales predilectos en el sector de la construcción desde el siglo pasado hasta nuestros días. Su resistencia, mantenimiento y relación costo-beneficio, son algunas de las ventajas de este material que por su versatilidad e innovación, ofrece múltiples acabados en suelos, paredes y exteriores.

En la actualidad, por su color y textura, ha logrado incursionar en el exclusivo mundo de la arquitectura y la decoración. Su apariencia personalizable alcanza una gran variedad de acabados, agregados y colores propios, gracias a la posibilidad de combinarlo con una serie de materiales y productos químicos, que mediante el uso de técnicas adecuadas para su tratamiento, garantizan la protección del suelo, además de brindar excelentes resultados.

Precisamente, los pisos en concreto pulido son parte de las respuestas innovadoras de los últimos 10 años para el tratamiento de superficies, con acabados brillantes, perdurables, resistentes a la abrasión, ambientalmente amigables y fáciles de mantener. Hoy en día es una de las superficies preferidas en los proyectos LEED certificados.

Por estas y otras razones, se ha convertido en el tipo de piso preferido en aeropuertos, iglesias, escuelas, fábricas, centros de distribución, complejos deportivos, cines, edificios de oficinas, almacenes por departamentos, ferreterías, y de modo general, en cualquier lugar en donde se desee pisos hermosos y perdurables. Su tratamiento y mantenimiento requiere el uso de técnicas adecuadas para los distintos tipos de aplicación como lavado, densificado, pulido, cristalizado, escarificado y teñido. En cualquier caso, se recomienda atender a los procedimientos indicados a continuación:

 Preparación del suelo

En este punto se busca preparar la superficie para realizar procedimientos de pulido, rebaje o destronque, con el fin de homogenizar su textura y lograr la apertura de los poros del concreto para procesos de endurecimiento o densificado, que en este caso requerirán el uso de máquinas pulidoras industriales, las cuales deben trabajar en coordinación con máquinas aspiradoras profesionales para la reducción considerable de polvo, sobre todo en espacios cerrados.

Para el destronque inicial, se requiere el uso de platinas diamantadas de alto rendimiento y acople rápido, con granos que oscilan entre los 30, 70 y 120 respectivamente.

Rellenado de huecos y grietas

El concreto puede contener en su interior burbujas de aire que generan vacíos y grietas resultantes del proceso de retracción, quedando expuestos al rebaje de la superficie de modo que es preciso tratarlos con discos diamantados diseñados exclusivamente para su reparación y posteriormente, poder rellenarlos con epóxicos o polímeros de reparación.

Endurecido o Densificado

En este punto se busca el tratamiento químico de la superficie con la aplicación de densificadores a base de litio para penetrar en la superficie y convertir el Hidróxido de calcio que ha proporcionado el cemento en Silicato de calcio, un compuesto consistente, sólido, y fuerte. Esto significa, la reducción en la generación de polvo, control de eflorescencias, restricción en la formación de macro poros y reducción de las tasas de carbonatación, creando resistencia a la penetración de los líquidos neutros. En síntesis, se incrementa el potencial de vida útil del material.

Limpieza

Para este proceso se requiere la utilización de brilladoras o fregadoras industriales, pads o discos negros para el mantenimiento de las superficies, así como limpiadores o desengrasantes alcalinos multiusos para la remoción de partículas de suciedad o grasa acumulada.

En este tipo de superficies se hace necesario un proceso de limpieza y mantenimiento diario con almohadillas de microfibra, limpiadores neutros, e implementos de limpieza como trapeadores limpios para evitar los residuos de polvo o suciedad que puedan llegar afectar la superficie con algún daño como decoloración o raspado.

Brillado

En este punto se requiere la utilización de máquinas rotativas como las brilladoras, pulidoras o máquinas multipropósito industriales que ya hemos mencionado en entradas anteriores, así como tratamientos químicos que permiten la disminución en la porosidad del suelo, a la vez que aumentan su resplandor.

Sellado

En esta aplicación se busca la utilización de productos que aporten a la protección del suelo En este caso los productos recomendados varían entre líquidos selladores que brinden una protección completa a los acabados.

Finalmente, en todos los trabajos que se realicen sobre concreto pulido, se requiere la labor de pulido de los bordes, lo cual termina siendo una labor bastante dispendiosa al ser un proceso lento. Por ello, recomendamos el uso de máquinas pulidoras de bordes, y manuales; copas diamantadas para el desbaste de concreto; copas diamantadas para la eliminación de recubrimientos; porta telas; telas resinadas para el trabajo en seco, así como recolectores de polvo; permitiendo un acabado con excelentes resultados.

Por eso, si está pensando en construcciones nuevas y remodelaciones, considere la utilización del concreto pulido como una solución práctica, económica y de calidad. En Prodiamco usted encontrará las máquinas, herramientas diamantadas y productos químicos adecuados para cada aplicación.

Contáctenos a través de: [email protected], PBX: (1) 6857002, o nuestra página web: http://prodiamco.com/categoria-producto/tipo-de-industria/concreto-pulido/